Visitas desde el 02/12/2008:

09 mayo 2011

Dinero hay, pero PP y PSOE se lo dan a otros

La Iglesia católica en España ha conseguido este año de las distintas administraciones públicas más de 10.000 millones de euros (200€ por habitante, sea éste o no creyente), de los que la casilla de la Declaración de la Renta es sólo una ínfima parte (de más de 250 millones de euros, eso sí). También el gobierno socialista permite que la iglesia chupe al menos otros 80 millones de euros cuando se marca la casilla de "otros fines sociales". Sí, sí, ¡la Iglesia chupa de las dos casillas!

De ahí que la Iglesia anime a los contribuyentes a marcar ambas, lo que supone detraer el 1,44% de nuestros impuestos. "No pagarás más, no te devolverán menos" afirma su lema ignorando que sí se nos devolverá menos porque ese dinero no podrán utilizarlo las Administraciones para crear empleos, ayudar a PYMES y otros fines; engaños ("impagable labor que realiza la Iglesia por la sociedad sin pedir nada a cambio" según el gerente del Episcopado) y chantajes a los que nos tienen acostumbrados. Ya el domingo pasado el director general de la Jornada Mundial de la Juventud amenazó al Gobierno con que esperaban, cuando menos, el mismo entusiasmo demostrado por Silvio Berlusconi, a la hora de volcarse con el evento.

Y es que de vez en cuando nos caen partidas excepcionales, como la que en unos meses destinará al menos 60 millones de euros para los gastos de seguridad, limpieza, organización y cesión de terrenos en la celebración que traerá a Joseph Ratzinger a Madrid. Grandes empresas, además de la Iglesia, dejarán de pagar una parte importante de sus impuestos por los nuevos privilegios fiscales aprobados por el socialista Zapatero para la Iglesia y las otras grandes corporaciones colaboradoras del acto.

Expertos en Derecho Eclesiástico como Óscar Celador o Dionisio Llamazares critican que la jerarquía eclesiástica "viva de las rentas de la desamortización de Mendizábal (1822)". En su opinión, el compromiso incumplido (impunemente) de trabajar en la autofinanciación, y los actuales Acuerdos Iglesia-Estado, que consagran la financiación pública del culto y del clero establecida por Franco el 9 de noviembre de 1939, son "inconstitucionales". Luego vinieron los acuerdos entre Franco y el Vaticano de 1941, 1946 y 1950, para la designación de obispos, los nombramientos eclesiásticos, y el mantenimiento de los seminarios y las universidades dependientes de la Iglesia. El concordato de agosto de 1953 reconocía al dictador el derecho de presentación de obispos.

Lo que aquí pretendemos no es una cruzada anticatólica, puesto que incluso los 6 millones de euros que a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia reciben judíos, musulmanes y evangélicos también se antojan intolerables para un Estado laico y, sobre todo, cuando ese dinero podría gestionarse al servicio de todos en proyectos como los contenidos en los programas electorales de IU. Eso es "luchar contra la crisis" y no lo que con estas mismas palabras defiende la jerarquía eclesiástica su casilla (perdón, sus casillas) para que les pagues el sueldo de los abnegados curas.

2 comentarios:

Machacando las Almendras dijo...

Y cuento dinero se reparten los partidos, cuanto miles de millones, cuantos son los sueldos de los politicos, y cuantos millones van asociaciones amigas. Cuantos a puestos creados para los allegados. Cuanto sale de la administración del fondo de reptiles para para financiar los partidos, Cuantos van a parar a los Sindicatos y asociaciones empresariales.

¿Cuantos? ¿Cuantos?.
Cuantos para financiar a club de fútbol, eventos deportivos, o festivos???
¿Cuantos para financiar televisiones públicas deficitarias, radios, y prensa pública?

Pues de todos esos a ninguno les he visto gastar en comedores públicos, a pocos escuchar los problemas de los débiles, los mas humildes para darles de inmediato, la necesidad apremiante que sufren en los material y en lo afectivo.

La Iglesia tendrá sus imperfecciones, pero lo único que yo aprendí en la Iglesia es el bien, el bien común, amar al prójimo, a luchar por defender a los mas débiles y de su formación humana salen legiones de personas que hacen una labor social que es impagable e incalculable si el EStado tuviera que hacer frente corriendo que el gasto de ese ejercito de voluntarios, que con su trabajo y/o dinero la hacen posible.

Un saludo. Y ponga el ojo en esa otra IGLESIA que tiene muchos adeptos, y nos estafa a todos LA IGLESIA DEL BECERRO DE ORO, del capitalismo, de la especulación y la usura ante la que han callado durante dos décadas, guardando silencio.

Un saludo

Machacando las Almendras dijo...

Las mentiras sobre esas supuestas acciones mas subvencionadas y el ahorro que genera la Iglesia, es decir los militantes de los valores del amor al prójimo, de los que no esperan a las revoluciones para llegar donde la necesidad existe, y que no puede esperar.
http://www.outono.net/elentir/2011/05/09/la-ayuda-de-la-iglesia-al-estado-que-calla-el-lobby-cristianofobico/

Un saludo